¿Cómo negociar la renta con el casero de mi local por fuerza del COVID-19?


El Estado de Alarma, iniciado en España el 14 de marzo de 2020, ha sido prorrogado hasta, no mínimo, el 10 de mayo de 2020. Es, efectivamente, un periodo mucho más largo de lo que se podría imaginar cuando todo eso empezó. El Gobierno Español, en mi opinión, piensa de la misma forma por lo que publicó ayer, en el Boletín Oficial del Estado, el Real Decreto-ley 15/2020, con medidas de protección a los ciudadanos y, en especial, a los autónomos y pymes afectados por el COVID-19.

En definitiva, el artículo 1 del Real Decreto-ley 15/2020, dispone que en el caso de que el propietario del inmueble no acepte una negociación amistosa para el pago de la renta mientras dure el estado de alarma, el arrendatario, que debe de ser persona física si autónomo o jurídica si pymes, puede solicitar, de forma automática, la moratoria del pago integral de la renta para que sea realizado el pago fraccionado de la deuda, sin penalización ni devengo de intereses, en el plazo de hasta 2 (dos) años. La medida debe durar lo mismo que el estado de alarma o la situación de vulnerabilidad, no se pudiendo exceder a cuatro meses desde su inicio.

No obstante, para que se pueda tener claro si ese beneficio es o no aplicable de forma automática hay que tener en cuenta los requisitos exigidos por el Real Decreto-ley 15/2020 que, de la misma forma que el Real Decreto-ley 11/2020, que decretó los beneficios para el pago de las rentas de las viviendas, deben de s